La osteoartritis es la causa más común de artritis y es una de las principales causas de dolor crónico. Aunque los opiáceos son frecuentemente empleados para el tratamiento de dolor crónico, el uso para el dolor generado por la osteoartritis permanece controversial debido a los efectos adversos asociados. La mayoría de los lineamientos reservan su uso para casos de pacientes con osteoartritis de cadera y rodilla con dolor refractario. La situación se hace cada vez más compleja en Latinoamérica, en donde hay una alta prevalencia de tratamiento insuficiente para el manejo del dolor, debido a la disponibilidad limitada y uso de opiáceos fuertes.

Loading...